Aceite Esencial de Lavanda

$8.00 IVA Incluido

Aceite Esencial compuesto de extractos 100% naturales.

  • Perfecto para colocar en el cuerpo para dar masajes, difundimos unas gotas del Aceite con Aceite Neutro (También puedes usar Aceite de Coco, Aceite de Oliva, Aceite de Jojoba, Aceite de Argán, entre otros), una vez realizada esta mezcla procedemos a aplicarlo tópicamente.
  • En practicas de aromaterápia es recomendable su uso junto con difusores o humificadores (dependiendo de su tamaño) colocar una porción de agua (recomendable Agua Destilada) y unas gotas del Aceite (la cantidad de gotas varia dependiendo del tamaño de la habitación, recomendamos empezar con 5 gotas).

Tamaño: 1 ONZA / 30CC

Share:

Acerca de Aceite Esencial de Lavanda

Lavanda (Lavandula vera, Lavandula angustifolia, Lavandula officinalis)

La lavanda es el más popular, versátil y ampliamente usado de todos los aceites esenciales. Al principio, la lavanda parece demasiado buena para ser verdad: un curalotodo que ha mantenido su reputación durante miles de años. Sin embargo, muchas de las propiedades de la lavanda se deben a sus aplicaciones primarias para equilibrar y normalizar las funciones corporales y las emociones. En general, su efecto es aliviarte, calmante y relajante. Se usa eficazmente en masajes y como aceite de baño para tratar dolores achaques. Unas pocas gotas en el baño o una gota o dos sobre la almohada ayudan a combatir el insomnio. La lavanda también es valiosa para tratar resfriados y la gripe. No solo contrarrestar los virus que causan la infección, sino que mitiga muchos de los síntomas. En estos casos, lo mejor es usarla en inhalaciones de vapor. Una compresa fría de lavanda o un par de gotas fritadas sobre las sienes calman el dolor de cabeza. La lavanda repele los insectos y, si te pican, frotar unas gota sobre el picotazo elimina el picor. También cura quemaduras menores con increíble rapidez y eficacia. Asimismo se puede usar en el lavado antiséptico para ayudar a curar cortes y quemaduras menores. La lavada se usa ampliamente para el cuidado de la piel y en perfumería, donde su fragancia fresca, delicada y floral, resulta reconfortante y familiar. En el plano psicológico, la lavanda alivia, equilibra, calma y ayuda con los cambios de humor, la depresión y la tensión premenstrual. Sus efectos calmantes y relajantes pueden usarse para facilitar la meditación. Sus cualidad equilibrantes pueden devolver la armonía al aura y ayudar a equilibrar los chakras.

Descripción: El Aceite esencial se destila de las flores usando vapor.

Características: La lavanda tiene notas altas limpias, frescas, florales y subtonos sutiles, verdes y herbáceos. Combina bien con la mayoría de los demás aceites esenciales, especialmente con los florales, cítricos y hierbas.

Propiedades: Analgésico, antidepresivo, antiséptico, antiviral, citofiláctico, descongestiono, desodorante, emenagogo, hipotensão, cervino, sedante, tónico.

Contraindicaciones: Evítese al comienzo del embarazo, especialmente si hay un historial de abortos.

  • Vegano
  • Orgánico
  • Sin parabenos
  • Sin preservantes
  • Sin alcohol
  • Sin fragancias artificiales
  • Sin testeo animal
  • Sin gluten
  • Sin químicos
  • Sin colorantes sintéticos
  • Sin transgénicos
  • 100% Natural

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Aceite Esencial de Lavanda”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.